Blog marketINhouse

09 Mar 2017
Performance Marketing

Performance Marketing, 6 razones para invertir

El Performance Marketing es una actividad cada vez más solicitada a las Agencias de Marketing Digital. No es de extrañar. Sus ventajas respecto a otros modelos y conceptos de publicidad online son evidentes para el cliente. El Performance Marketing, por definición, es un modelo de marketing en el que el anunciante paga únicamente por los resultados obtenidos. El objetivo de este tipo de marketing es generar una respuesta en el usuario que se traduzca en una acción determinada. El cliente paga a la agencia en función de la consecución de unos objetivos previamente pactados entre ambas partes.

Después de leer algunas de las razones para invertir en Performance Marketing más evidentes, te parecerá lógico que se esté hablando tanto de este modelo de publicidad. Solamente te preguntarás por qué no te has interesado por él antes.

 

Performance Marketing: Solo pagas por lo que obtienes

Así de sencillo. El cliente acuerda con la agencia unos objetivos, claros y medibles, así como un precio por cada uno de ellos. Cuando se alcanzan esos objetivos, pagas por su consecución. Es fácilmente medible y te asegura no tirar el dinero en acciones que no generan la reacción que deseas.

El tipo de objetivos, dependerá en cada caso del cliente y su modelo de negocio. Pero van más allá de los tradicionales pagos por click (PPC). Por ejemplo, puedes buscar que un determinado número de leads te ofrezcan voluntariamente sus datos de contacto al suscribirse a tu newsletter para recibir información periódica de tu empresa. También puede darse el caso de que recibas a través de anuncios en Redes Sociales un número determinado de visitas a la landing page de tu negocio, así como que las visitas a través de determinadas campañas de SEM se traduzcan en X ventas.  O que tu posicionamiento en buscadores llegue a un punto determinado con unas Keywords concretas gracias a una campaña de SEO. ¡Hay infinidad de posibilidades!

 

Te aseguras de que la agencia se esfuerza en ofrecerte los mejores resultados posibles

Es obvio. Si van a cobrar en función a los resultados que obtengan, cada profesional va a dar lo mejor de sí mismo cada día. Es un claro ejemplo de win-win; tú ganas, ellos ganan. Y la tranquilidad que te supone saber que se está haciendo todo lo posible para lograr tus objetivos. La sensación de no estar perdiendo el tiempo ni el dinero, no tiene precio.

 

Te permite comprobar fácilmente qué acciones obtienen las mejores reacciones

Porque todo es medible, mesurable y comprobable. No hay lugar para la imaginación o la simulación. No se tiene en cuenta la potencialidad de unas acciones, sino que se trabaja con datos concretos y reales.

Esta transparencia es vital para no perder el tiempo. El saber qué objetivos se han alcanzado, te permite saber qué camino has de seguir para sacar el máximo rendimiento a tu presupuesto. Y puedes marcarte nuevos objetivos en base a los anteriores.

 

Te permite flexibilidad para reorientar tu estrategia comercial si se demuestra necesario

 El hecho de disponer de resultados medibles, facilita la tarea de decidir hacia donde ir en tu estrategia de marketing. Si has invertido en SEO o en SEM y has logrados los objetivos que esperabas, puedes determinar que ese es el camino que quieres seguir. Si inviertes en SMM y los resultados te indican que la mayor parte de tus leads llegan a través de un canal por encima de los demás, podrás decidir si te conviene tener mayor presencia en dicho canal, aunque no fuera lo que habías pensado en un principio.

No se trata de improvisar. Todo lo contrario. Se trata de facilitarte orientar tu estrategia futura en torno a unos resultados concretos ya alcanzados.

 

Te garantiza la rentabilidad de tu inversión publicitaria

Volviendo a la definición del término Performance Marketing, como ya hemos dicho, el anunciante paga por unos resultados obtenidos, y solamente por ellos. Luego no pierde tiempo ni dinero por el camino en acciones que no sabe si tendrán buenos resultados. Está pagando por unos resultados concretos. La rentabilidad de tu dinero es total, clara y medible.

Cuando los resultados logran o superan los términos acordados, puedes replantearte el presupuesto con el que seguirás trabajando, pues a su vez volverá a estar garantizado, ya que solo tendrás que pagar cuando los nuevos objetivos se alcancen. En resumen; no pagas por expectativas, pagas por realidades.

 

Permite disponer de datos concretos en tiempo real

Como se busca alcanzar  unos objetivos concretos, en todo momento se puede determinar en qué punto se está para lograrlos. Una de las grandes ventajas de este modelo de marketing es que la agencia monitoriza los resultados de su trabajo. Hay que tomar las decisiones más adecuadas día a día. La meta es el objetivo final pactado. Así puede saber si las estrategias implementadas funcionan del modo esperado o no, en cuyo caso toman las decisiones adecuadas para cambiar de estrategia.

Ya no tienes que esperar al final de una campaña para saber si se han tomado buenas decisiones y confiar en que haya sido así. Ahora estas se pueden corregir al instante. Eso te permite optimizar al máximo el tiempo y el dinero empleados.

 

En definitiva, el Performance Marketing es un concepto muy interesante. Ya has visto las principales ventajas de decantarte por este tipo de marketing frente a otros más tradicionales. Si crees que es el modelo perfecto para ti y tu empresa, es el momento de dar un paso adelante.

moises

Consultor de marketing online especializada en SEO y cazador de Leads en los ratos libres.

Escribe un comentario