Categorias: Estrategias

El blog corporativo como parte de tu estrategia de contenido

En este post vamos a explorar uno de los principales canales de distribución que puedes utilizar para distribuir tu estrategia de contenidos: el blog corporativo y qué debes tener en cuenta a la hora de trabajarlo.

En la primera entrega de artículos sobre las estrategias de marketing de contenidos, comenzábamos definiendo qué es el content marketing, por qué es beneficioso para tu estrategia de comunicación y qué tipos de contenidos existen, como pueden ser imágenes, webinars o ebooks.

El blog corporativo se ha convertido es una gran fuente de referencia de muchos visitantes cuando buscan en la web algo en concreto debido a la profundidad y especificación del contenido. Por ello, no es de extrañar que en los últimos años hayan proliferado las empresas dedicadas a la creación de artículos de blog así como las empresas que apuestan por esta estrategia de contenidos.

Blog corporativo: la estrella de la estrategia de contenidos

Un blog de empresas es, sin duda, el canal estrella para distribuir contenidos y atraer a potenciales clientes. No encontrarás página web bien posicionada sin un blog corporativo, principalmente porque este tipo de contenido ayuda a posicionar tu web con contenido de calidad y relevante para tu sector.

Con un blog no solo nutres de material tu estrategia de contenidos, sino que es una gran forma de demostrar la experiencia, profesionalidad y conocimientos sobre el sector de tu empresa. Es una carta de presentación sobre lo que en tu empresa sabéis hacer.

Pero, ¡ojo! Tener un blog corporativo es una responsabilidad. No vale con publicar un post una vez cada 2 meses. Lo más recomendable es publicar una vez a la semana mínimo.

Cómo comenzar tu blog corporativo

1. Conoce a tu público

Este paso es absolutamente imprescindible y además, un paso lógico. Es necesario que conozcas cómo es el perfil de persona que entra a tu web y compra tus productos o servicios. Esto te ayudará a saber qué buscan y por tanto, qué tipo de contenidos puedes ofrecerles.

2. ¿Tu web está habilitada para albergar un blog?

La mayoría de los CMS como WordPress lo ponen muy fácil a la hora de añadir un blog a tu página sin necesidad de ayuda, aunque si lo prefieres, puedes contar con la ayuda de profesionales que te ayudarán en este proceso.

3. Elige la apariencia del blog

Elige colores que no difieran mucho de los del resto de tu web e identidad corporativa y que faciliten la lectura, al igual que las fuentes. Cada entrada del blog sea visualmente atractiva, sin elementos que molesten o dificulten la lectura. Los CMS incorporan plantillas para que puedas elegir la que más se ajuste a tu identidad corporativa sin tener que dedicarle mucho tiempo.

4. Planifica el contenido en base a las necesidades de tu empresa y a la estacionalidad

Lo más recomendable es realizar un calendario editorial con los contenidos ordenados por fecha y especificando la temática. No es necesario planificar a largo plazo, pero piensa los contenidos con al menos dos meses de antelación.

A la hora de elaborar este calendario, es muy importante que tengas en cuenta las necesidades de tu empresa. Por ejemplo, si tu empresa de dedica a la jardinería y sabes que durante los meses de invierno cae la venta de abonos y fertilizantes, sería interesante un artículo de blog sobre los tipos de abono para plantas de interior o cómo puedes cuidar de tus plantas de exterior con un abono adecuado durante el inverno. De esta forma estarás dando visibilidad a un producto que permanecía ‘oculto’ durante los meses más fríos y tendrás más posibilidades de dar un empujón a sus ventas con un nuevo uso que los usuarios seguramente no consideraban.

Igual de importante es saber adaptar el contenido a la estacionalidad. Por ejemplo, en nuestra empresa de jardinería, ¿cuándo crees que sería más probable que las personas busquen información sobre los cuidados de la flor de Pascua, en diciembre o en junio?

5. Ponte a crear contenido

Este contenido debe ser profundo, que resuelva una duda y te ayude a colocarte en la mente del lector como un experto de referencia en la materia.

Si no dispones de tiempo o personal en tu plantilla para crear este contenido, acude a empresas de redacción de contenidos. Estas empresas son especialistas en la escritura de artículos, donde podrás encontrar escritores especializados en la temática de tu blog.

¡Recuerda utilizar imágenes de calidad en tus artículos! Le darán frescura y ligereza al contenido, apoyándolo visualmente.

6. Haz visible tu blog

‘Mover’ tus artículos por Internet ayudará a visibilizarlo e incluso hacerlo viral.

Las redes sociales son tu gran aliado en este sentido, por ello es muy importante que tu blog esté conectado con las principales redes, así te asegurarás de que el contenido se vea adecuadamente. Otras opciones para hacer llegar tu blog es a través del email marketing, del RSS o enviar tu contenido a blogs especializados de mayor visibilidad y ofrecerles una colaboración.

7. Establece las métricas que definirán el éxito de tu blog

Tener un blog corporativo no es capricho o escribir por escribir. Se trata de un medio para conseguir el fin último que son las ventas. Por ello, elegir las métricas que te dirán qué artículos están teniendo éxito te ayudarán a perfilar y mejorar los contenidos futuros. Las principales métricas son:

  • Tiempo de permanencia
  • Número de nuevos suscriptores
  • Origen de la lectura y de las compras, por lo que será necesario un tracking adecuado cuando compartas el artículo a tus lectores.

Consideraciones finales para tu blog de empresa

Un blog corporativo no se ciñe estrictamente a escribir posts sobre los productos o servicios que vende. Esto podría ser perjudicial para tu posicionamiento web, ya que muy probablemente estés generando contenido duplicado con keywords muy similares si no prestas atención.

¡No te quedes en la superficie! Tu blog corporativo debe ir más allá y ofrecer contenido de valor especializado en torno a tus productos o servicios. En nuestro ejemplo de empresa de jardinería, un tipo de contenido para tu blog sería qué fertilizantes utilizar para cultivar rosas o cuándo es la mejor época para transplantar un naranjo.

Ten en cuenta también el posicionamiento que va a tener este. Elegir palabras clave de long tail ayudará a que tu post se posicione mejor que aquellas palabras más buscadas. Por ejemplo, tendrás más posibilidades de aparecer entre los primeros resultados si buscas ‘cómo cuidar azaleas de interior’ que simplemente ‘cuidar azaleas’.

Asegúrate además de que los contenidos de tu blog siguen las principales recomendaciones en cuanto a SEO y escritura. Para ello, ayúdate de plugins como Yoast SEO a la hora de escribir, una herramienta gratuita que te indicará los niveles de legibilidad y SEO del artículo.

Por último, coloca tu blog en un lugar fácilmente visible y localizable de tu página. Parece obvio pero te sorprendería saber la cantidad de webs que únicamente promocionan su blog en el footer de la página.

Marta García-caro

Compartir
Publicado por
Marta García-caro

Recientes

Cómo potenciar las reseñas en Google My Business

Hace tiempo que se sabe que la opinión de los clientes sobre un negocio tiene…

5 días hace

Google Metrics y análisis de posicionamiento

Desde el principio de los tiempos, el campo de Posición Media de Google Ads era…

2 semanas hace

Función de las redes sociales en las empresas

A día de hoy es muy inusual encontrar un negocio que lleve a cabo su…

3 semanas hace

Core Web Vitals de Google

¿Qué es el Core Web Vitals de Google? Como su nombre indica son elementos vitales…

4 semanas hace

Tráfico Web y optimización de campañas SEM

Optimizaciones de campañas SEM de tráfico web Cuando elaboramos una estrategia de marketing digital, uno…

1 mes hace

Curso Datastudio y Supermetrics

Hace poco un cliente nos pedía una formación práctica sobre u Curso Datastudio y Supermetrics…

1 mes hace